Cubo, Revista UFRO de matemática que engrosa la prestigiosa base de datos científicos Scopus

Cubo, una revista de matemática de la Universidad de La Frontera (UFRO), logró ser incluida en la prestigiosa base de datos Scopus, que registra las más importantes colecciones científicas del mundo. Fundada en 1985 y en reconocimiento al trabajo desarrollado en los últimos cinco años, la publicación logró pasar a las ligas mayores, siendo incluida este año en la señalada Scopus, que registra las más importantes colecciones científicas del mundo.

Actualmente, solo el 4,49% de las revistas de esta base de datos corresponde a publicaciones matemáticas a nivel mundial. La proporción de revistas de matemática en Latinoamérica versus todas las del mundo es aún más baja (1,31%), según Clarivate Analytics.

"El crecimiento de nuestra disciplina en Chile en los últimos 30 años ha sido tan importante que incluso fue destacado en el Congreso Internacional de Matemática 2014, en Seúl (Corea del Sur)", subraya Rubí E. Rodríguez, editora en jefa de la publicación.

Por eso, advierte que haber sido incorporados en esta prestigiosa base de datos es el reconocimiento del trabajo del equipo editorial que cumple estándares mundiales de calidad científica.

La UFRO, como parte del proceso de mejora continua de su calidad científica, ha puesto especial énfasis en que sus revistas de investigación alcancen mayor reconocimiento en sus áreas de desarrollo.

"Conscientes de este desafío, el nuevo equipo editorial de la publicación, que se hizo cargo en 2016, decidió elevar la calidad y visibilidad de la revista a estándares internacionales", comenta Rubí Rodríguez, quien también es la actual directora del Programa de Doctorado en Ciencias mención Matemática de la Universidad de La Frontera.

"Este reconocimiento es la máxima aspiración para una revista de investigación, y tiene aún más mérito cuando se trata de una revista basada en una universidad pública y regional", señala. 

En Scopus entre 2 y 5 años

Scopus es una base de datos bibliográfica creada en 2004, que abarca a ciencias y humanidades. "Tiene criterios de calidad estrictos referidos al trabajo editorial y al impacto de la revista en la comunidad científica de su área", señala Rodríguez.

Los parámetros editoriales son monitoreados a través de un sistema centralizado que, junto con un comité evaluador de expertos, determina el cumplimiento de la periodicidad, regularidad y la amplitud de la distribución geográfica de autores y autoras, entre otros. También se exige una declaración de principios éticos explícita y un comité editorial de prestigio en la disciplina.

Rodríguez subraya que el impacto de estar incluida en la base de datos de Scopus abre una ventana de tiempo para que los artículos recientemente incorporados sean leídos y citados en publicaciones recientes (entre dos y cinco años) y, con estos datos, genera indicadores diversos que sirven de insumo para evaluar la evolución de la revista.

En cuanto a los objetivos de la publicación, la académica destaca que el aseguramiento de la calidad es un proceso continuo que necesita un monitoreo constante. "Nuestro objetivo editorial más inmediato es asegurar la permanencia de CUBO en Scopus, pues esta base de datos establece estándares estrictos que deben cumplirse para seguir siendo parte de esta", recalca.

En términos académicos, los editores esperan continuar con sus políticas de rigor matemático, publicando artículos de alto valor científico, que sean relevantes y pertinentes al desarrollo de la matemática a nivel mundial.

"En los últimos años hemos recibido varias contribuciones de reconocidos investigadores, así estamos incrementando la proporción de autores de prestigio que publican en CUBO", celebra Rodríguez, quien destaca que la publicación tiene una larga tradición en la ciencia chilena.

Referente de prestigio

CUBO también es parte de SciELO-Chile desde el año 2011, el grupo de revistas de investigación chilenas que cumplen con estándares diseñados por el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, a través de su agencia ANID.

Frente a los futuros desafíos de la revista, Rodríguez indica que la investigación en matemática ha sido fundamental para la ciencia mundial desde siempre, y la transmisión del conocimiento de alto nivel en la disciplina es clave para el desarrollo tecnológico.

"En este sentido, la revista CUBO espera continuar consolidándose como un aporte a la ciencia de la más alta calidad, como plataforma de publicación de artículos originales de excelencia: queremos ser un referente de prestigio en la investigación matemática moderna y ser competitivos en un ecosistema global", concluye.